termografia-certificacion-energetica-vitoria

TERMOGRAFÍA APLICADA A LA EDIFICACIÓN

La termografía es un método de análisis y diagnosis energética que nos permite conocer la calidad de los cerramientos de un edificio y mostrar sus posibles defectos, tales como puentes térmicos, filtraciones, humedades o diversas patologías, todo ello de una forma rápida y no invasiva. 


Con la termografía infrarroja obtenemos una imagen que representa la variación de la radiación térmica emitida por el objeto de estudio. Es una técnica ideal para evaluar la eficiencia de los cerramientos, aislamientos de puertas, ventanas, cristales, así como de instalaciones de calefacción o refrigeración, etc.

Sus principales aplicaciones son:


º Visualización de las pérdidas de energía.

º Detección de patologías constructivas (humedades, fugas de aire, puentes térmicos, filtraciones, etc.).

º Roturas de tuberías (tanto para instalaciones de agua caliente como de calefacción).

º Protección contra incendios (detectando conductos de chimeneas con recalentamientos, instalaciones eléctricas, etc., que podrían ser el origen de posteriores incendios.